GM Kim Han Chang

9no Dan, Padre del Taekwon-Do Argentino
(Presidente Honorario)

kim yop chagui saltoEl Gran Maestro Han Chang Kim nació en el verano boreal de 1939 en la ciudad de Haolbin, en Manchuria, donde vivía una nutrida colonia coreana. El sexto de siete hermanos, su padre ejercía el comercio en forma itinerante, lo que hizo que viviera en distintas partes de Corea. La guerra y sus calamidades (hambre, separación, desgarro) no le fueron ajenas, y le hicieron endurecer su personalidad. Con esfuerzo accedió a una difícil secundaria en la que se destacó como alumno. En 1957, luego de un breve paso por el béisbol, comenzó sus prácticas de Taekwondo en el gimnasio Chung Do Kwan de Seul. Allí el maestro jefe era Uhm Woon-Kyu, quien había sucedido al fundador Lee Won Kuk y a su segundo Son Duk Song. El instructor principal y mentor de Kim fue Park Hae-Man.

Kim estudió y se graduó de Licenciado en Relaciones Internacionales en la Hanguk University of Foreign Studies, especializándose en idioma español. En Chung Do Kwan  En 1967, al decidir que iba a viajar a la Argentina, fue enviado al Gral. Choi Hong Hi, quien había establecido la International Taekwon-Do Federation (“ITF”) el año anterior.  La ITF se ocupaba de la difusión en el extranjero, mientras que domésticamente regía la Korea Taekwondo Association. El Gral. Choi lo recibió en su casa en el elegante barrio de Hannam dong y durante ocho meses lo instruyó en su sistema de Taekwon-Do, que en aquel entonces sólo difería de Chung Do Kwan en que utilizaba las formas Chang Hon (“Chon Ji”, “Dan Gun”, etc.) creadas por el propio Choi en lugar de las japonesas que se practicaban en Corea en aquel entonces.
Kim-salto-doble-ap-chagui

25Antes de partir, el Gral. Choi lo designó como el representante de la ITF  para la Argentina. El Mtro. Kim se tomó muy seriamente esa responsabilidad y entrenaba con esmero para representar debidamente a su país. Arribó a la Argentina el 22 de junio de 1967 con la categoría de 4to. Dan, introduciendo su especialidad junto con sus compañeros Nam Sung Choi (de 31 años) y Kwang Duk Chung (de 18), a quienes conoció a bordo del carguero holandés que los había llevado a través del Indico rodeando las costas africanas. Kim fue inmediatamente reconocido por su conocimiento y aptitud como maestro de artes marciales.

1624En los años siguientes el involucramiento del Gral. Choi en circunstancias políticas dentro de Corea, su exilio a Canadá y la fundación de la World Taekwondo Federation / Kukkiwon en Seúl como central mundial de la actividad sembraron rumores y confusión entre los maestros coreanos en los diferentes países. El Mtro. Kim tomó la actitud de viajar personalmente a Corea, tomar conocimiento directo de la cuestión de boca de sus maestros, y dar solución a su situación personal. El acercamiento del Gral. Choi a Corea del Norte, aún en estado de guerra y fresco el recuerdo del salvajismo y crueldad con que “los rojos” habían masacrado a sus hermanos del sur, la pretensión del Gral. Choi de trasladar la ITF fuera de Corea independizándola de la Korea Taekwondo Association y así desconociendo la autoridad de  los demás maestros fueron, en conjunto, circunstancias que llevaron al Mtro. Kim a separarse del Gral. Choi y alinearse bajo el Kukkiwon. Fue la decisión de acompañar a su país y a sus maestros en el proyecto de difundir en el mundo al Taekwon-Do como la expresión marcial del pueblo coreano.

Su capacidad técnica, sus increibles saltos, precisión y seguridad de sus patadas y puños iban acompañados por una personalidad íntegra y seria. En ese sentido, el Mtro. Kim se transformó en modelo de aquella búsqueda que propone el Taekwon-Do con su código de honor e integridad.

El Mtro. Han Chang Kim ha ganado fama legendaria; ha formado miles de alumnos en la Argentina, y entre sus discípulos cuenta gran parte de los mejores exponentes del Taekwon-Do local. Entre ellos podemos contar a Alejandro Balza (primer cinturón negro argentino), Enrique Eiriz, Roberto Villalba (maestro de fama internacional radicado en Italia), Gustavo Poletti, Herman Diehl, Adolfo Villanueva, Raúl Sosa, Ramón Borjas, Félix Aquino, Roberto Neer, Abel Cantero, Armando Grispino, Ricardo Desimone, Juan Carlos Algranati, Manuel Luque, Adrian Desiderio, Raúl Busca, Gustavo Somoza, Carlos García, Ricardo Fuentes y Oscar Tajes.

kim somoza balza

En 2008 el Mtro. Kim viajó a Corea con Manuel Adrogué, visitando el Kukkiwon y abriéndole las puertas de la escena local del arte marcial. Una experiencia única para Adrogué.

Kim-Palacio

IMG00002-20110817-0938IMG00001-20110817-0938El Gran Maestro Kim no sólo fue el primero, sino que a lo largo de las décadas nunca claudicó de su posición de custodio de la unidad en el Taekwon-Do argentino, siendo considerado su máximo referente. Ello le ha valido en 2010 la condecoración presidencial del Mokryon Jang, una de las cinco mayores distinciones que otorga el gobierno coreano, en este caso por su aporte a la difusión de la cultura y el espíritu del pueblo coreano en el exterior.

Por su conducta caballerosa, ecuánime y generosa, el Maestro Kim encarna el ideal del practicante de artes marciales.